INNSBRUCK EN 24 HORAS
10.00 h: para calentar motores para un día intenso, nada mejor que un paseo por el centro de la ciudad, delante del famoso Tejadillo de Oro. Luego por las estrechas calles con arcadas y sus pequeñas tiendas antes de llegar a la imponente calle Maria-Theresien-Strasse y los centros comerciales Rathauspassage y Kaufhaus Tyrol. ¿Porqué? Porque ambos centros ofrecen excelentes productos de gran calidad en un entorno arquitectónico contemporáneo.
11.00 h: Innsbruck a vista de pájaro – desde lo alto de la Torre de la Ciudad. Justo a la vuelta de la esquina espera la Iglesia de la Corte con sus grandes figuras de bronce de estilo renacentista que nos hablan del accidentado pasado de las antiguas familias reinantes.
Mediodía: ahora toca descubrir el mundo alpino a 1.900 metros de altitud. Las futurísticas estaciones inferiores de los funiculares Nordkettenbahnen situados en el centro de la ciudad impresionan por su extravagante diseño ideado por la famosa arquitecta Zaha Hadid. Aquí empieza el ascenso a la Seegrube, el lugar perfecto para un almuerzo con vistas sobre los tejados de la ciudad, las montañas que rodean la ciudad y respirar aire puro alpino.
14.00 h: Durante el trayecto de vuelta a la ciudad es imprescindible bajar en la estación Alpenzoo para visitar el famoso zoológico especializado en la fauna alpina autóctona y observar de cerca animales tan atractivos como linces, íbices y rebecos.
15.15 h: aún queda tiempo para visitar el castillo de Ambras de Innsbruck – el viaje hasta allí con el autobús turístico hop-on hop-off Sightseer es gratuito con la tarjeta Innsbruck Card. Los días calurosos de verano, el parque del castillo con un estanque con patos, pavos reales y un jardín de hierbas aromáticas de estilo renacentista, es el lugar ideal para dar un relajante paseo.
16.30 h: el último lugar a visitar, pero no por ello el menos interesante, es el trampolín de saltos de Bergisel, situado en la pequeña colina del mismo nombre al sur de Innsbruck. Visto de cerca, este trampolín diseñado por la arquitecta Zaha Hadid, impresiona. Y aún más, si nos imaginamos a los saltadores bajando por la rampa para volar lo más lejos posible.
A partir de las 20.00 h: si la duración de la estancia permite disfrutar de una cena en Innsbruck, recomendamos visitar alguno de los restaurantes de cocina tradicional tirolesa de la ciudad y después acabar la velada en el Casino Innsbruck: con la tarjeta Innsbruck Card viene incluida una copa y una ficha de bienvenida.

INNSBRUCK EN 48 HORAS
DÍA 1
10.00 h: punto de salida para iniciar la visita: el famoso Tejadillo de Oro. Cita con la arquitectura medieval y renacentista de la ciudad con un paseo por las calles del casco antiguo para admirar las fachadas de los edificios históricos y hacer alguna compra en sus elegantes tiendas. La calle más imponente de la ciudad, la Maria-Theresien-Strasse, también invita al paseo y a visitar las numerosas tiendas ubicadas a ambos lados de la calle. Para ver algo de arquitectura contemporánea, nada mejor que visitar los centros comerciales Rathauspassage y Kaufhaus Tyrol.
11.00 h: ¿Le apetece hacer algo de deporte? Para llegar a la plataforma-mirador de la Torre de la Ciudad, hay que subir 133 escalones. El esfuerzo merece la pena: las vistas sobre las calles medievales de Innsbruck, el trampolín de saltos de Bergisel, la montaña Patscherkofel y la cordillera Nordkette son únicas. A la vuelta de la esquina de la Torre de la Ciudad espera la Iglesia de la Corte con sus imponentes figuras de bronce de tamaño sobrenatural que datan de la época renacentista.
Almuerzo: para comer algo rápido, puede escoger entre un café, una buena hamburguesa, comida asiática, un restaurante tradicional tirolés – la oferta gastronómica de Innsbruck es muy variada.
14.00 h: después de un pequeño – o gran – almuerzo, visita a un museo que hay que ver: el museo de arte popular de Tirol “Tiroler Volkskunstmuseum” con artesanía y oficios rurales, preciosas arcas pintadas, herramientas, belenes y coloridos trajes regionales. 
15.00 h: hace un día soleado y la estación inferior de los funiculares Nordkettenbahnen está cerca. ¡Subimos al mundo alpino de Innsbruck! Arriba en el Hafelekar, a 2.300 metros de altitud, el aire es fresco y puro, las vistas de infarto y el corto paseo de 10 minutos hasta la cumbre, la guinda del pastel. Un poco más abajo, en la estación Seegrube, se recomienda hacer una pausa y tomar algo.
Viaje de vuelta: importante no perderse una visita al Zoo Alpino de Innsbruck para observar los osos, linces, águilas y rebecos antes de regresar a la ciudad.
19.00 h: durante el mes de julio se celebran conciertos al aire libre en el patio interior del Palacio Imperial – ideal para disfrutar de buena música antes de ir a cenar y después acabar la velada en el Casino Innsbruck. 

DÍA 2
10.00 h: el día empieza fuerte: el bus-lanzadera lleva a los Mundos de Cristal Swarovski en Wattens, cerca de Innsbruck. Un gigante custodia la entrada a los mundos de cristal subterráneos de este espacio mágico, donde todo brilla y reluce. Unos auténticos fuegos artificiales para los sentidos que continúan también fuera del espacio cerrado, en el espectacular parque del recinto. Una experiencia inolvidable para toda la familia.
Mediodía: regreso a Innsbruck con el bus-lanzadera. Tranquilo paseo en el Jardín Imperial, descansar a la sombra de un árbol y disfrutar de un picnic sobre el cuidado césped del parque.
14.00 h: el autobús turístico hop-on hop-off Sightseer lleva al sur de la ciudad. Camino a la montaña Bergisel se hallan la iglesia de la abadía de Wilten y la basílica de Wilten, auténticas obras de arte del barroco. Muy cerca está la fundición de campanas Grassmayr, una empresa familiar con más de 400 años de tradición, y su famoso museo de las campanas.
15.30 h: en el Bergisel tomamos el ascensor que nos lleva a la plataforma del trampolín de saltos diseñado por Zaha Hadid. Se trata de una construcción espectacular que combina diseño con deporte. Una recomendación: visita a la pintura panorámica gigante situada en el museo Tirol Panorama justo al lado del trampolín. La pintura ilustra las encarnizadas batallas de los luchadores tiroleses por la libertad contra los ejércitos bávaros y franceses.
17.00 h: la luz de la tarde ilumina el castillo de Ambras de Innsbruck. Se ha hecho tarde para visitar la cámara de los tesoros, pero el parque de estilo renacentista con un estanque con patos y pavos reales invita a dar un paseo.
19.00 h: los amantes de la Música Antigua disfrutan de los conciertos que se celebran en el marco del festival de conciertos en el castillo de Ambras y del festival de Innsbruck a lo largo de los meses de julio y agosto. Otras opciones no menos interesantes son: cine bajo las estrellas, música jazz durante el New Orleans Festival o el Festival de Pascua Tirol.

INNSBRUCK EN 72 HORAS
DÍA 1
10.00 h: punto de salida para iniciar la visita: el famoso Tejadillo de Oro. Cita con la arquitectura medieval y renacentista de la ciudad con un paseo por las calles del casco antiguo para admirar las fachadas de los edificios históricos y hacer alguna compra en sus elegantes tiendas. La calle más imponente de la ciudad, la Maria-Theresien-Strasse, también invita al paseo y a visitar las numerosas tiendas ubicadas a ambos lados de la calle. Para ver algo de arquitectura contemporánea, nada mejor que visitar los centros comerciales Rathauspassage y Kaufhaus Tyrol.
11.00 h: ¿Le apetece hacer algo de deporte? Para llegar a la plataforma-mirador de la Torre de la Ciudad, hay que subir 133 escalones. El esfuerzo merece la pena: las vistas sobre las calles medievales de Innsbruck, el trampolín de saltos de Bergisel, la montaña Patscherkofel y la cordillera Nordkette son únicas. A la vuelta de la esquina de la Torre de la Ciudad espera la Iglesia de la Corte con sus imponentes figuras de bronce de tamaño sobrenatural que datan de la época renacentista.
Almuerzo: para comer algo rápido, puede escoger entre un café, una buena hamburguesa, comida asiática, un restaurante tradicional tirolés – la oferta gastronómica de Innsbruck es muy variada.
14.00 h: después de un pequeño – o gran – almuerzo, visita a un museo que hay que ver: el museo de arte popular de Tirol “Tiroler Volkskunstmuseum” con artesanía y oficios rurales, preciosas arcas pintadas, herramientas, belenes y coloridos trajes regionales. 
15.00 h: hace un día soleado y la estación inferior de los funiculares Nordkettenbahnen está cerca. ¡Subimos al mundo alpino de Innsbruck! Arriba en el Hafelekar, a 2.300 metros de altitud, el aire es fresco y puro, las vistas de infarto y el corto paseo de 10 minutos hasta la cumbre, la guinda del pastel. Un poco más abajo, en la estación Seegrube, se recomienda hacer una pausa y tomar algo.
Viaje de vuelta: importante no perderse una visita al Zoo Alpino de Innsbruck para observar los osos, linces, águilas y rebecos antes de regresar a la ciudad.
19.00 h: durante el mes de julio se celebran conciertos al aire libre en el patio interior del Palacio Imperial – ideal para disfrutar de buena música antes de ir a cenar y después acabar la velada en el Casino Innsbruck. 

DÍA 2
10.00 h: el día empieza con una excursión a los mágicos Mundos de Cristal Swarovski en Wattens con visita a la nube de cristal del parque del recinto incluida. Una experiencia inolvidable para niños y mayores.
Mediodía: regreso a Innsbruck con el bus-lanzadera de los Mundos de Cristal Swarovski. Tranquilo paseo en el Jardín Imperial, descansar a la sombra de un árbol y disfrutar de un picnic sobre el cuidado césped del parque.
14.00 h: si hace buen tiempo, nada mejor que explorar las montañas situadas al sur de la ciudad. Con el teleférico Patscherkofelbahn nos adentramos en el mundo alpino de Innsbruck. Absolutamente recomendable: una pequeña excursión (se puede hacer con zapatillas deportivas) por el paseo alpino más bonito del mundo a través de bosques de cembros centenarios. En los meses de junio y julio hay premio: las rosas alpinas están en flor y tiñen de un espectacular rojo las laderas de las montañas.
Plan B si hace mal tiempo: visita a dos museos “llenos de sonidos”: el museo de campanas de la fundición Giessmayr y el museo interactivo Audioversum que nos ayuda a descubrir todo sobre nuestros sentidos.
18.00 h: ¿Qué tal si acabamos el día con una cena en un entorno rural? El tranvía o el autobús de línea nos llevan a los atractivos pueblos de Igls o de Lans, ambos situados en un altiplano cerca de Innsbruck. Aquí disfrutamos de un ambiente de pueblo, de un paseo por caminos rurales antes de acabar el día con una buena cena en un restaurante típico.

DÍA 3
10.00 h: traslado con el bus turístico hop-on hop-off Sightseer al castillo de Ambras de Innsbruck para visitar la fascinante cámara de tesoros renacentistas, las espectaculares armaduras y las salas de audiencia del castillo antes de dar un paseo por el parque del recinto.
Mediodía: si hace buen tiempo, no acercamos otra vez al mundo alpino de la región Innsbruck: la telecabina Glungezerbahn lleva a 2.000 metros de altitud para disfrutar de un paseo de altura.
Plan B si hace mal tiempo: un lugar que no hay que perderse: el trampolín de saltos de Bergisel. Una construcción diseñada por Zaha Hadid con forma de cobra. Las vistas desde la plataforma del trampolín son de las que cortan la respiración. De vuelta a la tierra recomendamos una visita a la pintura panorámica gigante situada en el museo Tirol Panorama justo al lado del trampolín.
18.00 h: si queda algo de tiempo, es el momento perfecto para tomar un cóctel en alguno de los bares de la ciudad como el “on top” con vistas de 360 grados sobre la ciudad situado en las galerías comerciales Rathausgalerien. Un último vistazo a la ciudad y las montañas que la rodean. “Hasta luego, Innsbruck, y hasta pronto”.

TARJETA INNSBRUCK CARD
La tarjeta Innsbruck Card viene en tres modalidades: 24, 48 y 72 horas y es válida a partir de la primera utilización. La tarjeta incluye la visita a 21 museos y lugares de interés de la región Innsbruck, la entrada al castillo Hasegg Münze Hall y los Mundos de Cristal Swarovski en Wattens con traslado en bus-lanzadera desde Innsbruck, un viaje de ida y vuelta con los tres funiculares Nordkettenbahnen, Patscherkofelbahn y Glungezerbahn, viajes libres con el autobús turístico hop-on hop-off Sightseer  a todos los lugares de interés, los tranvías y autobuses de los transportes públicos de Innsbruck (IVB); 3 horas de alquiler de bicicletas de la tienda “Die Börse”, una copa y una ficha de bienvenida en el Casino Innsbruck; descuentos en la entrada a la Noche Tirolesa con la familia Gundolf. Precios de la tarjeta: 24 horas - 49,00 € / 48 horas - 55,00 € / 72 horas - 66.00 € / descuento del 50 % para niños de 6 a 15 años.
...
leer más

Fotos, 300 dpi


Si necesitas refrescarte en un caluroso día de verano, el Natterer ...continuar

Palabras clave

Verano

contacto con el medio de comunicación

Andreas Taschler, BA
ProMedia
Brunecker Str. 1
6020 Innsbruck
t: +43 512 214004-15
m: +43 664 88 53 93 99
www.newsroom.pr
andreas.taschler@pro.media

Más información

Andreas Reiter
Innsbruck Tourismus
Burggraben 3
6020 Innsbruck
t: +43 512 59850 - 123
www.innsbruck.info
andreas.reiter@innsbruck.info

Mapa

Anschrift

Brunecker Str. 1
Innsbruck, Österreich
Telefon: +43 512 214004

newsroom@pro.media
www.pro.media

Social Media

News per email

Sie wollen per Newsletter immer top aktuell informiert werden? Dann sind Sie hier goldrichtig!

Newsletter

ProMedia