Lo que en otros lugares se conoce como carnaval, en Tirol se llama Fasnacht. Algunas de las celebraciones más impresionantes cuyo objetivo es expulsar el invierno y darle la bienvenida a la primavera, se celebran en la región Innsbruck. Cada cuatro años, en Igls (el próximo será en 2019), extrañas criaturas vestidas con faldas rojas y camisas rellenas de heno retan a los espectadores a competir con ellas. El Axamer Wampelereiten (“wampert” significa tener una gran barriga) es uno de los eventos de carnaval más importantes de la región Innsbruck y ha sido declarado patrimonio inmaterial de la humanidad por la UNESCO. Cada cinco años (el próximo será en 2020) se celebra el Telfer Schleicherlaufen. Siguiendo una compleja coreografía, durante el “día grande” míticas figuras como “Sonne”, “Wilde”, “Bär” y “Schleicher” con sus enormes sombreros que pueden llegar a medir un metro de alto y sus bellas máscaras, desfilan por la localidad de Telfs. Otras numerosas localidades de la región Innsbruck con un marcado carácter rural celebran con mucha dedicación sus tradiciones carnavalescas acompañados de figuras vestidas con bellísimos trajes y máscaras que representan la primavera o el invierno y que llevan nombres tan extraños como Muller, Türggeler, Maschgerer, Huttler.

El miércoles de ceniza marca el inicio de la cuaresma, cuyo momento culminante llega en la Semana Santa con el domingo de ramos y que acaba el lunes de Pascua. La bendición de las hojas de palma en las iglesias forma parte de estos rituales, igual que la llegada del burro del domingo de Ramos, una tradición recuperada recientemente por los habitantes de la localidad de Thaur. Las tumbas de Pascua recuerdan el vía crucis de Jesús y son una tradición muy arraigada. Aquí destaca la tumba de Pascua de Patsch, con decorados pintados y coloridas bolas de cristal. Los belenes de Pascua (Museo de Arte Popular de Tirol – Tiroler Volkskunstmuseum) tienen también una larga tradición en la región Innsbruck. Los visitantes que entran en una iglesia antes de Semana Santa verán que todo el esplendor de los altares está escondido detrás de una tela de cuaresma y en la catedral de Innsbruck, el altar está tapado con un retablo especial.

El Festival de Pascual Tirol anual dedica su programación a temas centrados en esta época del año con conciertos, representaciones de danza, coloquios y conferencias. El aspecto más lúdico y alegre de la Pascua está en el mercado de Pascua, situado en el centro de Innsbruck, con coloridos huevos de Pascua gigantes, adornos típicos y la posibilidad de descubrir diferentes tradiciones regionales: demostraciones de actividades tradicionales y objetos de artesanía local, sin olvidar las degustaciones de especialidades culinarias típicas de esta época del año.

Un verano lleno de arte y cultura

Todos los años los museos de la región Innsbruck – el Museo Nacional de Tirol Ferdinandeum, el museo en el Arsenal o la galería del castillo de Ambras – organizan exposiciones de verano que a menudo empiezan ya a principios de año. Un elemento fijo de la oferta cultural de verano es el Festival de Música Antigua que se celebra a lo largo de los meses de julio y agosto que se inaugura con los conciertos en el castillo de Ambras. Fiel a la tradición de la princesa reinante Claudia de Medici, que trajo la cultura de la ópera de Italia a su nueva patria en Innsbruck en el siglo XVII, el festival cuenta con la presencia de artistas de renombre internacional y jóvenes promesas, que convierten la ciudad en un centro de la música del renacimiento y del barroco.

A lo largo de todo el mes de julio, el patio interior del Palacio Imperial se convierte en una sala de conciertos al aire libre bajo un cielo estrellado con la celebración de los conciertos al aire libre, uno de los festivales de música para instrumentos de viento de más prestigio de Europa. El festival New Orleans Jazz invita en julio a bailar swing en la plaza Landhausplatz. Teatro popular contemporáneo: esta combinación entre tradición y actualidad se representa a lo largo de los meses de julio y agosto durante el festival de teatro popular Tiroler Volksschauspielen Telfs, en escenarios extraordinarios y con excelentes actores.

Un otoño lleno de color

El otoño en los Alpes se puede considerar casi una tradición en Tirol, ya que una de las características más destacadas de las semanas entre septiembre y noviembre es el espléndido tiempo que suele hacer: sol, cielo azul, fantásticas vistas panorámicas y los espectaculares colores de la naturaleza. Es tiempo de senderismo, fiestas de otoño y de las tradicionales bajadas del ganado de los prados alpinos, toda una fiesta y un gran espectáculo visual con animales adornados y pastores vestidos con sus mejores galas que los acompañan a sus establos donde pasarán el invierno.

Tiempo de expectación, tiempo festivo

Los días se hacen más cortos y las fiestas son más numerosas. El adviento, las cuatro semanas que preceden las Navidades, es muy rico en tradiciones. Se recomienda una visita a la espectacular exhibición de belenes en el Museo de Arte Popular de Tirol. El 6 de diciembre, San Nicolás, muchas localidades reciben la visita de las misteriosas figuras de Krampus y demonios que acompañan a San Nicolás, pero que se escapan de su control y andan sueltos durante las diferentes procesiones de Krampus. La llegada de San Nicolás al centro de Innsbruck el día 5 de diciembre es un evento festivo y solemne. La llegada del Niño Jesús llena cada año de alegría los corazones de niños y mayores. Es el momento de probar el primer vino caliente de la temporada acompañado del típico pastel Kiachln (pastel dulce o salado), admirar el mágico árbol de Navidad cubierto de cristales y visitar las figuras más emblemáticas de los cuentos de hadas de tamaño sobrenatural en el casco antiguo. Cada uno de los seis mercados navideños de Innsbruck seduce a sus visitantes con un ambiente distinto y entrañable.

El año acaba con las fiestas de Nochevieja que cierran el círculo anual de celebraciones. Los niños esperan con impaciencia la celebración de “su” Nochevieja con el Zwergerlsilvester el 30 de diciembre. El último día del año, el centro de Innsbruck se convierte en una gran zona de fiesta con espectáculos, música en directo, degustaciones gastronómicas y una apasionante cuenta atrás que culmina con un vals a medianoche. La fiesta de fin de año alpina se celebra en la ciudad y en las montañas que la rodean.

...
leer más

Fotos, 300 dpi


La fiesta de fin de año alpina

Palabras clave

Tradizión & Costumbres

contacto con el medio de comunicación

Barbara Plattner, MA
ProMedia
Brunecker Str. 1
6020 Innsbruck
t: +43 512 214004 - 17
m: +43 664 88 53 93 94
www.newsroom.pr
barbara.plattner@pro.media

Más información

Andreas Reiter
Innsbruck Tourismus
Burggraben 3
6020 Innsbruck
t: +43 512 59850 - 123
www.innsbruck.info
andreas.reiter@innsbruck.info

Mapa

Anschrift

Brunecker Str. 1
Innsbruck, Österreich
Telefon: +43 512 214004

newsroom@pro.media
www.pro.media

 

Social Media

News per email

Sie wollen per Newsletter immer top aktuell informiert werden? Dann sind Sie hier goldrichtig!

ProMedia